(Morón, 1/11) Gustavo Pintos tiene 46 años, es moronense, y desde hace más de 10 años es delegado del Sindicato Argentino de Televisión, Servicios Audiovisuales, Interactivos y Datos (SATSAID).
Su gremio fue uno de los tantos que se sumó en la última coyuntura electoral a la propuesta de Unidad Ciudadana encabezada por la ex presidenta Cristina Fernández, y él tuvo la responsabilidad de acompañar en representación de su espacio sindical la propuesta local encabezada por Hernán Sabbatella.
Quinto Poder dialogó con él y tuvo la posibilidad de conocer sintéticamente su trayectoria gremial y su mirada de la actualidad nacional.

Quinto Poder: ¿Cómo te iniciaste en la actividad sindical?
Gustavo Pintos:  Antes de trabajar en el rubro del cable, ya me caía mal que los patrones vinieran y prepotearan a los compañeros… Yo decía “yo tendría que ser abogado o algo para defender a los compañeros y juntarnos”… pero nunca se me había ocurrido ser delegado… 
Ya en el desastre del 2001 con De La Rúa me echan…  Ahí en conjunto con el sindicato y los compañeros que se sumaban (éramos 70 los que nos habían echado y los que se plegaban a las marchas eran 10). La cosa estaba jodida, la gente tenía miedo. Lo remarco porque creo que son cosas que van a volver a pasar en estos años.
Había sido papá hacía 4 ó 5 meses: iba a las marchas con la madre y con el bebe en el carrito. El sindicato logró reincorporarnos…
Después pasando el tiempo en Multicanal… me di cuenta que lo que tenía que ser era delegado… por esa vocación que sentía de defender a los compañeros de los abusos de los patrones…
QP. ¿En qué sector trabajás?
GP. En el monitoreo de red de Cablevisión. 
QP: ¿SATSAID fue siempre un gremio cercano a lo que se conoce como kirchnerismo?
GP: (En el 2003) veníamos de una debacle del país enorme. Un montón de compañeros perdiendo el trabajo. Cuando llega Néstor (Kirchner en mayo del 2003) yo – poniéndolo en plata – ganaba $ 480… La mitad del sueldo se me iba en alquiler. Y después (tenía que) ver si me alcanzaba para comer, viajar, vestirme, comprar los pañales de mi nene. Vino Néstor y nos dio las paritarias. Puso los tickets para que yo pueda comprar. Ese fue el momento cuando arrancó el consumo interno.
Gremialmente nuestra actividad empezó a crecer… 
Desde el gobierno (kirchnerista) se dio mucho incentivo a los programas de educación, de investigación, ciencia y tecnología…
Cómo no íbamos a estar al lado de Néstor y Cristina, si nos estaban defendiendo a nosotros los trabajadores?
El Rol de la CGT

QP.: En la actualidad, ¿Cómo evaluás el rol de la cúpula de la CGT que ha desoído en varias oportunidades las demandas de las bases en estos casi 2 años de gobierno macrista?
GP: Nosotros como SATSAID somos miembros de la CGT. Pero estamos dentro de la Corriente Federal de los Trabajadores. Una de las cosas por la que estamos dentro de la corriente federal es porque hay muchas cosas con la que no coincidimos y que está llevando adelante la CGT…
A nuestro secretario general (Horacio Arreceygor) y otros secretarios generales que iban con ideales les ofrecieron puestos para que “bajáramos el ímpetu” y los rechazamos.
Nosotros creemos que la Corriente Federal de Trabajadores nuclea a muchos gremios que están en desacuerdo con lo que está haciendo la CGT ahora que no está representando los intereses de los trabajadores… 
La Corriente Federal nació de las bases de los sindicatos. Eso va a llevar a que sigan creciendo dirigentes dentro de los gremios y haya una renovación…

Balance Electoral

QP: ¿Cuál es tu balance post electoral? 
GP: Que el macrismo gane las elecciones no nos va a quitar las ganas de seguir trabajando… El desafío es seguir hablando con toda la ciudadanía y no esperar nada más que el enemigo se equivoque. Tenemos que estar preparados para – cuando hagan macanas – tener la forma de contrastar eso…
Como trabajadores el espacio que nos dieron (en las listas de Unidad Ciudadana) tanto a nivel local como a nivel nacional ha sido muy importante. Tenemos de diputados electos a Walter Correa (Curtidores), Vanesa Siley (Judiciales), Hugo Yasky (CTA) y a muchos otros compañeros que no van a dudar en defender al pueblo argentino. Y lograr ese nivel de representación del estrato sindical me llena de orgullo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *