(Morón, 14/06) Los concejales macristas de Morón convalidaron en la sesión del pasado jueves el aumento salarial más bajo de todo el país: un 10 por ciento para los trabajadores municipales, retroactivo al mes de marzo. 
Sin Paritarias y con un Gremio Servil

Tagliafero y Salvo en una de sus poses para la cámara
Para ello, el departamento ejecutivo local evitó convocar a paritarias tal como indica la Ley que regula la actividad de los trabajadores municipales en la provincia de Buenos Aires. Según esta normativa, los intendentes deberían convocar a todos los sindicatos que cuenten como mínimo con el 10 % de los trabajadores sindicalizados y designar, tanto los gremios como los gobiernos, a los responsables paritarios. 
Ramiro Tagliaferro no sólo no convocó a paritarias, si no que se limitó a obligar al interventor del Sindicato de Trabajadores Municipales de Morón, Pablo Salvo, a firmar una hoja membretada y a sacarse una foto. 
El 30 % Reclamado por Duré

Inmediatamente, Luis Duré, el representante del otro gremio (Sindicato de Empleados Municipales), salió a denunciar que no había sido convocado y, además, reclamó un 30 % de aumento. Lo cierto, es que al bloque que preside el ex rugbier Leandro Ugartemendía, le alcanzó con sus manos para otorgar de «prepo» el aumento más escaso de todo el país: un mísero 10 %.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *