Luego de una infinidad de incidentes y denuncias mediáticas y judiciales acumuladas, el fiscal Franco Picardi (de la fiscalía de Jorge Di Lelo) solicitó al juez federal Sergio Torres, suspenda todos los vuelos de Fly Bondi hasta tanto se garantice la seguridad de los mismos y la integridad de los pasajeros.

Una Denuncia como Precedente 


La cautelar presentada por Picardi es coincidente con una denuncia presentada por la abogada ambientalista Claudia Sambro Merlo el pasado martes 17.
En la misma, la letrada palomarense denunció penalmente a “Juan Fernando Arango Villegas… director de operaciones de F.B. Líneas Aéreas (explotadora de Flybondi)… y contra el comandante de la aeronave individualizada como LV-HQY, por haber puesto ambos en riesgo a una aeronave, a su tripulación, (y) los pasajeros…”
La letrada se funda en los hechos ocurridos el lunes 16 donde “a primeras horas de la mañana tomó estado público un nuevo incidente con una aeronave de Flybondi”.
Según relata la denunciante: “el vuelo FO5450 procedente de Mendoza tuvo que aterrizar de emergencia en Iguazú;  aterrizaje durante el cual la “panza” de la aeronave chocó con la pista del aeropuerto misionero y tanto esa zona como la “cola” del rodado, matrícula LV-HQY, sufrieron importantes golpes, roturas y daños estructurales.”







Según refleja en su escrito, la compañía aérea emitió un comunicado oficial falaz: “Buenos Aires, 16 de julio de 2018. Flybondi informa que el vuelo FO 5433 que debía realizar la ruta Iguazú-Córdoba el domingo 15 de julio a las 23.30 horas tuvo que ser cancelado por una falla técnica en el proceso de despegue y debió volver a su posición de la plataforma del Aeropuerto Internacional de Iguazú… Toda la maniobra requerida fue realizada cumpliendo con los protocolos de seguridad establecidos para este tipo de situaciones y sin ningún riesgo para los pasajeros a bordo. La aeronave quedó detenida en dicho aeropuerto y no realizó ningún otro vuelo.    La compañía se encuentra analizado de manera urgente y rigurosa las causas del hecho ocurrido, así como también el proceso de servicios tercerizados intervinientes, para determinar los factores que pudieron haber afectado la norma prestación del servicio.”    

Sambro Merlo explicó que al cotejar “con la página web de Aeropuertos Argentina 2000 surge que el vuelo FO5433, al que hace alusión el comunicado oficial, había partido de Iguazú a las 18.10 con destino a Córdoba figurando como “despegado”.”  Y agregó: “Congruente con el incidente objeto del presente, el vuelo siniestrado correspondería al individualizado como F05111, cuyo despegue desde Iguazú se preveía inicialmente a las 22.05 con destino final El Palomar del día 15 de julio; luego el horario de arribo se modifico a las 23:20, siendo finalmente “cancelado”.” Por lo que la letrada concluye: “Ello indica que, no sólo hubo un incidente grave,  sino que la empresa MINTIÓ en su comunicado oficial.”    Y remató: “Otro episodio más, sumado a la cadena de actos irregulares desde el inicio de las operaciones comerciales en el mes de febrero.    Muchos, como este toman estado público; otros… han quedado en la oscuridad gracias al procaz blindaje que ciertos medios de comunicación brindan a todas las tropelías que pudieran mínimamente rozar a los funcionarios públicos co-responsables de este aquelarre.”     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *