(China) Mientras los principales medios de comunicación del mundo reflejan en sus portadas las graves consecuencias de la guerra comercial entre Washington y Beijing, lo que podría generar un nuevo terremoto en las bolsas internacionales con impactos incalculables para la región, el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, emitió un comunicado de prensa donde afirma que su secretario de Desarrollo Económico local, Esteban Casaburo, se metió en la pelea entre Donald Trump y el Gigante Asiático, ya que aprovechó su viaje a China para ver bailar tango a una pareja moronense. 
Parece mentira, un delirio, pero el comunicado de prensa es real y en él se dice explícitamente que se está pensando habilitar la pista de vuelos de la brigada aérea de Morón sur. 

La Guerra Comercial EEUU – China

La guerra comercial entre las dos potencias del mundo ya estalló, porque Estados Unidos anunció que aumentará los aranceles impuestos a las importaciones de productos chinos, con sanciones de hasta 10.000 millones de dólares. 
Ayer, por su parte, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Chino, Geng Shuang, advirtió que “el chantaje y la presión de Estados Unidos nunca funcionará con China y si toman medidas que empeoren la situación, devolveremos el golpe de forma inevitable para mantener nuestros legítimos derechos e intereses”.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cierra su economía local y su mercado interno para proteger los intereses comerciales y económicos de su país; y China, con un potencial económico mundial tan grande como el de EEUU, no se le achica. Esto acaba de generar un nerviosismo implacable en los mercados internacionales que esperan que las amenazas de ambas superpotencias no se concreten. 
En medio de la guerra, llegó Morón.
Casaburo le ofreció el PITAM a los Chinos

En una bizarra estrategia de marketing, el gobierno de Morón repartió a los medios una fotografía (la que ilustra esta nota) donde se lo ve al funcionario de Morón y vecino de San Martín, Esteban Casaburo, rodeado de chinos en una mesa. 
La idea de Tagliaferro fue tapar el papelón de haber mandado, con todos los gastos pagos por los vecinos, a su secretario Casaburo a ver una festival de danzas donde una pareja de Morón fue a bailar tango. 
En medio de la crisis económica que afecta al comercio y la industria, y mientras la Asociación Comercial e Industrial Morón (ACIM) festejaba sus 88 años en soledad; el gobierno de Morón debió justificar el viaje. Y no tuvo mejor idea que repartir esa foto y contar que la reunión fue con “directivos de la División de Cooperación Económica Extranjera de la provincia de Sichuan, China”, a los que les contó sobre “las características del Parque Industrial Tecnológico Aeronáutico Morón (PITAM) y de la posibilidad de que empresas chinas puedan establecer vínculos comerciales, teniendo en cuenta la expansión de las aerolíneas de bajo costo en la región y la potencialidad que genera tener un parque industrial junto a una pista de aviación”
Ridículo, pero no tanto. Asi como reactivaron el Aeropuerto de El Palomar, el gobierno de Morón está informando la posibilidad de abrir la pista de Morón, donde se encuentra el PITAM, en el mismo predio donde vive la gobernadora María Eugenia Vidal.   
El Tango y la Avivada

El viaje de la pareja moronense a bailar tango despertó mucha bronca. Por un lado, en la comunidad de la escuela de Danzas José Neglia, ya que se trata de un festival para jóvenes estudiantes de academias de todo el mundo. Y Tagliaferro decidió que el viaje lo realizara la docente del Neglia, Ayelén Coco y su pareja Javier Michelli, dos excelentes bailarines pero que no son alumnos de la institución. Y luego, porque la Escuela de Danzas depende de la Dirección de Educación y las actividades artístico-culturales, de la Dirección de Arte y Cultura. Pero no viajaron a acompañar a la pareja de tangueros ni la directora de Cultura, ni la de Educación. A los codazos, se fue Esteban Casaburo, que, además de funcionario, es dueño de una empresa de insumos informáticos en el distrito de San Martín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *