(El Palomar) La Escuela N° 5 “Benjamín Matienzo” de El Palomar, que se vio profundamente afectada por el temporal del pasado 29 de abril, quedó abandonada por las autoridades de los gobiernos de la provincia de Buenos Aires y de Morón. 
Ese mismo día en que se le voló el techo, la gobernadora María Eugenia Vidal y su ex esposo, el intendente de Morón Ramiro Tagliaferro, acompañados por la Ministra de Desarrollo Social de Nación, Carolina Stanley, llegaron hasta el establecimiento. Incluso, el municipio, repartió la foto del jefe comunal en el lugar. “El intendente Ramiro Tagliaferro llegó a la escuela a las siete de la mañana”, contaba el diario La Nación. 


Las autoridades de la provincia, responsable de las escuelas públicas, contaron que trasladaban a los chicos a tomar clases al edificio de la Brigada Aérea de El Palomar, donde también funciona la aerolínea Flybondi, “por tres semanas hasta que arreglemos la escuela”
Sin embargo, ya pasaron más de tres meses de aquel temporal y del show mediático y los chicos siguen estudiando entre los aviones ya que las obras de refacción fueron totalmente paralizadas. 
La directora del establecimiento, María Lamagna, decidió dejar el cargo. En el medio del plan de ajuste y restricción del gasto, tras el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional  (FMI) y que el estado Nacional trasladó a las provincias, las refacciones de la Escuela 5 (entre muchas otras) fueron paralizadas por la gobernadora Vidal.

Corrupción y Crisis en las Escuelas Bonaerenses

La tragedia ocurrida en la EP 49 de Moreno, donde su vice directora y un personal auxiliar fallecieron por una explosión luego de haber denunciado la precaria situación edilicia en por lo menos seis oportunidades (ver: “Explotó una Escuela Primaria cobrándose dos Vidas…”), expuso en forma masiva algo que los grandes medios de comunicación vienen ocultando: el estado de las escuelas de la provincia de Buenos Aires es desastroso. 
Los ajustes presupuestarios en la educación bonaerense, con una Gobernadora lanzada a una lucha sin cuartel contra los gremios docentes y la educación pública, desataron una tragedia muchas veces anunciada. Hace unos meses se conoció un terrible hecho de corrupción en el entorno de la gobernadora. Su Director de Infraestructura Escolar, Mario Nicholson, pedía “inventar” presupuestos para la compra de cocinas destinadas a los establecimientos educativos. “María, ahí me acaban de llamar que hay una reunión con María Eugenia (Vidal) el miércoles. Necesito mañana cerrar el tema (…) ponele el monto que vos calculás por metro, obviamente que no de números redondos, no sé, un millón cero cincuenta y cuatro”. Y siguó explicando: “Pasame las 79 cocinas con los montos, que dé alrededor de 80 millones, que fue lo que yo pasé, porque vos me habías dado que las primeras 17 el promedio daba 700.000 pesos y yo lo tiré para arriba y dije que nos iban a costar en promedio un millón, con lo cual 79 cocinas son 79 millones” (ver: “Una Filtración implica al Director de Infraestructura Provincial…”)
Obviamente, los grandes medios de comunación escondieron el escándalo. Hoy lamentamos dos muertos del sistema educativo y nadie se anima a asegurar que no habrán más. 

Estado Calamitoso de las Escuelas de Morón 

Las escuelas de Morón no escapan al ajuste del gobierno y sus situaciones edilicias son cada vez más comprometidas. Además de edificios nuevos que se estaban construyendo y que el ex matrimonio Vidal-Tagliaferro decidió paralizar, el mantenimiento de las escuelas es cada vez más escaso y peligroso. 
En el año 2016, los concejales y consejeros escolares de Unidad Ciudadana denunciaron que una docente de la escuela 102 del Barrio San Francisco de Morón sur debió ser hospitalizada en terapia intensiva por un escape de gas y que varios chicos resultaron intoxicados por el monóxido de carbono. Del mismo modo, se vienen denunciando escuelas a las que los chicos asisten con frazadas por el frío y la existencia de establecimientos con paredes electrificadas. Toda la comunidad educativa advierte sobre el mal servicio que se brinda mediante el Sistema Alimentario Escolar (SAE) que en Morón fue municipalizado y dado sin licitación a los empresarios del Grupo L, lo que incluso valió una interpelación en el Concejo Deliberante al Departamento Ejecutivo. 

Los Docentes en la Calle

El Frente de Unidad Docente de Morón  (en sintonía con el mandato de ese frente a nivel provincial) profundizará esta semana las movilizaciones públicas que viene realizando desde hace tiempo, para denunciar el estado de las escuelas de Morón, la falta de presupuesto para infraestructura escolar y el ajuste que, sobre el sistema educativo, implementan María Eugenia Vidal y Ramiro Tagliaferro. 
A estos reclamos se le suma la incertidumbre que genera el nombramiento como Inspectora de Escuelas de Morón de Sandra Santachita, quién ocupó ese cargo en Moreno desde 2015 hasta dos días antes de la tragedia de Moreno (ver: “Graciela Novaresi será Reemplazada por Sandra Santachita…”) . Poco antes de la desgracia, Santachita fue designada en ese mismo cargo por el ministerio de Educación de la provincia, tras un acuerdo entre la provincia de Buenos Aires y el Municipio de Morón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *