(Morón, 16/08) El intendente Ramiro Tagliaferro provoca hasta límites insospechados para un “hombre de la democracia” (según lo definió un tibio dirigente del PJ). Ayer, en su cuenta de Instagram, publicó una fotografía de la zona de los bustos en la Plaza San Martín donde, con un cartel de obra, tapó la imagen de Néstor Kirchner, justo en medio del caliente debate público para retirarlo.
Tapar la Realidad con Chicanas
Cada vez que aparece un nuevo hecho de corrupción (ayer se conoció que la gobernadora María Eugenia Vidal le intervino las áreas de control), él pretende desviar la atención. Pero no actúa como intendente de todo un pueblo, sino como el jefe patotero de una parcialidad e, incluso, poniendo en riesgo la paz social. “Nuestra hermosa plaza San Martín, arreglos y parquización”, dice debajo de la fotografía donde, de manera chicanera y violenta, anuló la imagen de Néstor Kirchner. 
Quinto Poder Conurbano dialogó con varios referentes del oficialismo, tanto concejales como funcionarios. Todos pidieron reservar la identidad pero, también, todos se mostraron en contra de la violenta publicación de Tagliaferro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *