El ingenio que se desprende de la sabiduría popular suele explicar los procesos contemporáneos mucho mejor que los dueños de las palabras. En estos momentos donde cualquier malandra, estafador, banquero, exfuncionario o remisero, se puede presentar ante la justicia federal de la Argentina y con sólo decir que “se arrepiente” y va a señalar a los perseguidos del régimen macrista, por las redes circulan “los cuadernitos” que pueden inculpar al mismísimo presidente Mauricio Macri. 
(c) Leonard Nimoy

Mitad chiste y mitad verdad. La foto que ilustra “este cuaderno” (que inmortalizó El Diario de Morón) y que ya anda por las redes es la del día que Mauricio Macri, a cargo de la empresa SocMa (Sociedad Macri), firmaba una escandalosa estafa con su amigo, en ese momento intendente de Morón, Juan Carlos Rousselot.
Un Poco de Historia
La estafa no pudo consumarse ya que el jefe comunal fue destituido por entregarle las millonarias obras a la empresa de los Macri que iba a hipotecar cada una de las casas de los moronenses. Es más, aún hoy hay testigos que aseguran haber visto cuando el actual presidente Mauricio Macri llegó con un bolso cargado de dólares a las oficinas que el entonces senador provincial Horacio Román poseía sobre la avenida Rivadavia. Cuentan los testigos presenciales que el senador, opositor al Plan Cloacal de Macri y Rousselot, lo echó a empujones de su oficina. Dicen, además, que Mauricio Macri temblaba. 
Casi 30 años después ese hijo de millonarios que se paseaba por Morón sobornando gente, es el presidente de la Nación. Gran parte de Morón sigue sin cloacas y los asesores más cercanos del ya fallecido Juan Carlos Rousselot, hacen de patota del intendente macrista Ramiro Tagliaferro. ¡¡¡Ojo!!! Apercieron los cuadernitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *