(Morón, 18/09) La Unidad Fiscal de Investigación (UFI) N° 1 del Departamento Judicial de Morón, imputó por los delitos de Desobediencia, Incumplimiento de los Deberes de Funcionario Público y Omisión o Retraso de actos de Oficio, al intendente de Morón Ramiro Tagliaferro, a su presidenta del Concejo Deliberante Analía Zappulla, al presidente del bloque de Cambiemos Leandro Ugartemendía y a todos los concejales que votaron, de manera irregular, la ordenanza por la que se removió el busto del ex presidente democrático Néstor Kirchner. El resto de los concejales imputados son: Juan Nardo, Carlos “Coqui” Solía, Rolando Moretto, Romina Fusco, Vanesa Sosa, Adriana Ortíz, Emiliano Catena, María Eugenia Brizzi, Nicolás Canario Soto y Alejandra Liquitay. 
Los Motivos Del Fiscal
La imputación al intendente de Móron y a sus ediles se da a raíz de una denuncia penal formulada por Unidad Ciudadana – firmada por los dirigentes María Esther Checchi y José María Gayoso – porque Tagliaferro no aceptó la resolución de la Jueza en lo Contencioso Administrativo del Departamento Judicial de Morón, Dra. Mónica Luján López, que suspendió los efectos de la ordenanza Nº 18851/18 y por lo tanto no debería haber retirado o, en su defecto, debería restituir el busto de Kirchner. Y a los concejales por considerar que votaron una ordenanza que, según el Fuero Contencioso Administrativo, viola el derecho Constitucional de la comunidad a participar en una audiencia pública para poder opinar sobre el proyecto de remoción del busto, de la misma forma que se hizo cuando se aprobó el emplazamiento del monumento en 2012, de acuerdo a las normas y al Reglamento Interno del Concejo Deliberante.
Los Antecedentes de Tagliaferro

Como primera medida de investigación, la fiscalía ordenó a la Secretaría Penal de la UFI, que certifique si los imputados denunciados poseían antecedentes penales. Al respecto, fuentes judiciales indicaron que dicha diligencia podía estar motivada en la circunstancia de que el Fiscal de la causa, Javier Baños, estuviera analizando la posibilidad de declararse incompetente, de la misma manera que su fiscalía lo hiciera en la causa en la que el concejal Juan Nardo fuera denunciado por su secretaria por acoso sexual(ver: “Juan Nardo fue Denunciado…”).
Al respecto, el dictamen de la secretaria penal al que tuvo acceso nuestro medio precisó que el ex marido de la gobernadora María Eugenia Vidal acumula en su haber más de media docena de causas penales en su contra, en menos de 3 años de gestión al frente del municipio de Morón. 
En efecto, ante la UFI N°. 5 – a cargo de los Fiscales Claudio Oviedo y Patricio Pagani, tramitan las IPP (Instrucciones de Proceso Penal) N°. 10-00-013130-17/00 y sus acumuladas: 20008-17; 16955-17; 13296-17;13131-17; 13145-17; así como la IPP 10-00-006378-16/00, en las que el jefe comunal Ramiro Tagliaferro resulta formalmente imputado. Esto quiere decir que, pese a los inocultables vínculos del intendente con ciertos sectores de la justicia local, se ha certificado en el expediente, que todas esas últimas investigaciones, lejos de estar cerradas, se encuentran todas “en plena etapa de investigación”.
La Batalla Legal
Ante la decisión del gobierno de Cambiemos de desoír la opinión de toda la dirigencia política que advirtió que se estaba tomando una medida sin respetar las normas, Unidad Ciudadana inició una ardua batalla legal que incluyó la presentación en el fuero Contencioso Administrativo primero y en el Fuero Penal después, para poner en cauce a una serie de medidas arbitrarias que, según entienden, “ponen en riesgo el normal funcionamiento del sistema democrático local”.
“Celebramos esta decisión que respalda, una vez más, el pedido que veníamos haciendo desde Unidad Ciudadana. Tagliaferro y sus concejales, en una muestra más de abuso de poder y de no respeto a la normativa vigente, no han dado cumplimiento a la resolución dictada por la justicia ya que removieron el busto y no ha sido reinstalado”, reza hoy un comunicado de la fuerza replicado por el concejal Hernán Sabbatella.
El Apuro de Tagliaferro
La presentación judicial en el Fuero Contencioso Administrativo fue realizada un día antes de la sesión en la que se aprobó la ordenanza que se impugna. Tagliaferro sabía de su existencia y conducido por eso, esa misma noche y sin publicar siquiera la ordenanza y el decreto promulgatorio en el Boletín Oficial Municipal, ordenó la remoción del monumento con la específica finalidad de no acatar dicha orden.
“Burlando el espíritu democrático y participativo que debe guiar el funcionamiento de una institución como el Concejo Deliberante avanzaron con un procedimiento irregular. Sin dudas esta actitud se enmarca en un ambiente de revanchismo político que lamentablemente se ha instalado en nuestro país, y en particular en nuestro Municipio”, agregaron en el comunicado los dirigentes. Y acotaron: “El monumento debe estar en la plaza de Morón, les guste o no, conforme lo establece la normativa vigente. El Departamento Ejecutivo no se encuentra autorizado para remover el busto, porque dicha autorización fue suspendida. Entonces el busto debe estar emplazado en su lugar, porque la remoción es ilegal y no tiene sustento normativo al haber sido suspendida la ordenanza. No restituirlo es una conducta no sólo ilegal sino teñida de revanchismo político”.
“Este revanchismo político es lo que los lleva a destruir el Estado de Derecho, incumpliendo sistemáticamente las normas que regulan el funcionamiento del Estado. Así los gobernantes y las mayorías legislativas de turno se arrogan facultades, violando procedimientos y cercenando derechos” concluyó el comunicado de Unidad Ciudadana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *