(Morón, 20 y 21/09) La Asociación de Profesionales del Hospital de Morón logró arrebatarle un importante aumento salarial al intendente Ramiro Tagliaferro, que ronda una recomposición del 40 %, muy superior al magro 20 % que le dieran al resto de los trabajadores municipales. 
La semana pasada, los profesionales de la Salud habían anunciado medidas de fuerza y reclamaban un aumento acorde a las metas de inflación. Hoy, en una nueva asamblea, anunciaron la modalidad de recomposición que quedó de la siguiente manera: Al 10 % que les dieron en abril, más el 5 % de agosto, se le sumó ahora un 4 % en septiembre pero retroactivo al mes de agosto, un 5 % percibirán en noviembre y un 8 % en enero de 2019, más un 1,5 % en la antigüedad de los profesionales, que ahora pasó a ser del 2,5 al 4 %. 
Con todo, el aumento, según la Asociación de Profesionales, será del 40 % anual y con eso de da por superado el conflicto. 
Los No Profesionales Deberán Esperar
Ayer el intendente Tagliaferro participó de un almuerzo en la sede que el Sindicato de Trabajadores Municipales de Morón posee sobre la calle San Martín para celebrar el Día del Jubilado. 
Tagliaferro y Montero durante un almuerzo organizado por el
Sindicato de Trabajadores Municipales.
¿Estará conforme el actual hombre fuerte del gremio municipal
con el paupérrimo incremento salarial que la gestión de su convidado
le ha dado a sus defendidos muy por debajo de la corrida inflacionaria
dejándolos por debajo de la línea de pobreza?
Fue acompañado por su secretario de economía Jorge Álvarez Holmberg y también fue parte del convite el concejal Renovador Tercera Posición y titular del gremio Gastronómico, Domingo Bruno. 
El acuerdo al que arribaron los No Profesionales es muy inferior al de los profesionales de la salud. Los empleados se debieron conformar con un aumento de 10 % en abril y otro 10 % en agosto, con la promesa de obtener un 5 % más en noviembre y una bonificación por tarea crítica que, hasta el momento, sólo cobran en la Secretaria de Obras y Servicios Públicos. 
Con el interventor Pablo Salvo de licencia médica (se está recuperando de una operación en la cabeza), Tagliaferro compartió la cabecera de la mesa con Gustavo Montero (nuevo hombre fuerte del sindicato), con Álvarez Holmberg y Bruno. Sólo compartieron comida y bebidas, dejando la discusión salarial para otro momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *