(Morón Sur, 1/12) Una impresionante rebelión vecinal se vivió en horas del mediodía de este sábado en la plaza Manzanar de Morón sur, tras un cruel asesinato. 
Un Asesinato a Plena Luz del Día, y la Indignación Vecinal.

Por motivos que aún no fueron establecidos, César Corvalán, de 36 años, se acercó a la garita policial instalada por Ramiro Tagliaferro en la plaza ubicada entre las calles Santiago del Estero, Ruy Díaz, Coscripto Ibáñez y Santa Teresa, para informarles a los policías que un vecino suyo – con quién habría tenido reiterados altercados – lo acababa de amenazar con un arma de fuego. Según los lugareños, la policía no le prestó mayor atención y tras retirarse, a escasos metros de lo que pretende ser un destacamento policial, Corvalán recibió un disparo en la cabeza que le causó la muerte en el instante. El asesino se dio a la fuga y los vecinos, al presenciar la trágica escena, fueron a protestar ante los agentes de la otrora policía municipal. Los policías no tuvieron mejor idea que desenfundar sus armar reglamentarias y efectuar disparos al aire y a la tierra de la plaza, lo que lejos de generar tranquilidad enardeció a los manifestantes que rodearon y apedrearon a la precaria garita policial.
Un Barrio Sitiado.

Para frenar la verdadera pueblada que se estaba generando, debió intervenir la policía bonaerense y la Gendarmería Nacional, que sitió todo ese barrio y permanecerá allí por lo menos hasta el lunes. Una tragedia que pudo haber generado una tragedia aún mayor, en medio de unos de los barrios más pobres de Morón y, por lo tanto, más desatendido por parte de las autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *