(Morón, 3/12) En el marco del Día Internacional de las personas con Discapacidad y, en consonancia con manifestaciones de similares características, en otros territorios a lo largo y ancho del país; autoridades, docentes, alumnos y familias de personas con discapacidad se concentraron frente al monumento al Libertador General José de San Martín en el centro de la plaza central de Morón.
En esta oportunidad el Centro de Día Ideharcelas y la sede Morón del Centro Recreativo y Terapéutico UNUC, fueron las instituciones que movilizaron este reclamo en el centro del distrito; donde además de visibilizar con carteles su consigna “¡No al ajuste en Discapacidad!” realizaron una asamblea donde docentes, familiares y personas con discapacidad expresaron su preocupación por el recorte presupuestario que vienen sufriendo por decisiones tomadas desde el gobierno central de Mauricio Macri.

“El Ajuste no pasa por Reducir, si no por no Incrementar…”

En ese marco, Quinto Poder Conurbano dialogó con Dora Pereyra y Nicolás Maza del Centro de Día Ideharcelas ubicado a metros del Palacio Municipal (Buen Viaje 1370) quienes detallaron la crítica situación que estas instituciones que atienden a la porción más indefensa de la sociedad se encuentran atravesando: “Básicamente lo que tiene que ver con los recursos de todas las instituciones y profesionales que trabajan en discapacidad están reglamentados por el Ministerio de Salud de la Nación. Es el Ministerio de Salud de la Nación (que ya no existe) el que marca a través de un nomenclador cuáles son los aranceles por los cuales cada servicio, cada institución que trabaja en discapacidad puede generar sus ingresos…”; contextualizó Maza; y – partiendo de ahí – acotó, “la última actualización que se hizo fue en octubre del año pasado. Nosotros hoy estamos facturando – tanto las instituciones como los profesionales -… el mismo valor y el mismo importe que el año pasado en octubre…”
Ante ese panorama y de cara al 2019, explicó: “Nosotros estamos proyectando el plan de recursos y el plan de suministros y todo lo que tenemos para dentro de un año y contamos con el mismo presupuesto que en octubre del año pasado. Es imposible que nosotros podamos seguir absorviendo los incrementos salariales, los costos del mantenimiento de las instituciones y hasta… las responsabilidades de las cargas sociales… con los mismos aranceles del año pasado.” Y resaltó: “Si eso no es ajuste, ¿el ajuste dónde está? O sea, el ajuste no pasa por reducir, si no pasa por no incrementar…” Y balizó en ese sentido:   “Los profesionales cobran lo mismo: ¿Qué profesionales cobran lo mismo que en octubre del año pasado? Prácticamente ninguno… Eso desestabiliza cualquier sistema de subsistencia de las instituciones.”

“Algunos se han quedado sin Nada…”

Dora Pereyra, por su parte hizo hincapié en la extrema vulnerabilidad en la que se encuentran sus alumnos y pacientes: “Hablando particularmente por las personas con discapacidad, también hay recortes en lo que es la entrega de medicación, recorte en ayudas técnicas a los que tienen una discapacidad física y necesitan desde un bastón canadiense hasta pañales… Hay recortes en las pensiones no contributivas (estamos hablando de pensiones que no llegan a los $ 6000): se dieron de baja del año pasado hasta ahora muchísimas pensiones – con esta modificación de la Agencia Nacional de Discapacidad y con la desaparición del CONADIS (Consejo Nacional de Discapacidad) -… sin previo aviso…” Y enfatizó: “Algunos se han quedado sin nada…”

“Cuestiones de Derecho…”

En esa línea, Maza aclaró: “Estamos hablando de cuestiones de derecho. No estamos hablando de privilegios. Nosotros a lo que apuntamos es a que cualquier persona con discapacidad pueda acceder a lo que necesite: ya sea apoyo, ya sea una muleta, ya sea ir a una institución. Que eso no dependa de que su nivel económico le permita tener una buena obra social, una prepaga y acceder a eso. Si una familia no lo puede cubrir…, tiene que responder el Estado frente a eso: ¡El Estado está ausente!”

Instituciones al Borde del Cierre…

Finalmente, consultados por nuestro medio, los profesionales reconocieron que el desfinanciamiento al que están siendo sometidas las instituciones asistenciales para personas con discapacidad las están obligando a hacer recortes drásticos en cuestiones de primera necesidad, llegando en algunos casos a tener que cerrar sus puertas: “Hay muchas instituciones que han recortado el personal. Hay otras que están cerrando. Hay centros de día y hogares que tienen la población muy vulnerable, que no tienen ningún tipo de obra social sindical, que se mantienen sólo con el programa federal y, la verdad, que están casi cerrando… y atienden a esa población que nadie quiere atender…”; advirtió Pereyra.
Mientras que Maza apuntó concretamente a la situación que está atravesando Ideharcelas: “Nosotros tenemos muchas familias que los padres se han quedado sin trabajo y quedarse sin trabajo es quedarse sin obra social, sin cobertura… Nosotros seguimos bancando a esa familia… Tenemos un costo muy alto, para  que los chicos desayunen, almuercen y merienden y además hagan todas sus actividades…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *