(Por Pedro Alejandro Ivanoff) En nuestra sociedad la competencia y aversión al Otro próximo,la lógica maniquea de nosotros o ellos, lo extraño del extranjero y lo pulsional están en juego y configuran este Narcisismo de las grandes diferencias.
La Apelación del Macrismo a la Ley de Selección Natural.
El racismo discursivo del macrismo naturaliza la diferencia apelando a la Ley de selección natural, e instala el desprecio y odio al Otro de quien no pueden soportar su Goce tan cercano. El Otro aparece cono el invasor que viene a quitarnos el trabajo, a robar nuestros bienes y a gozar de nuestros placeres.
La Advertencia de Lacan.

Lacan advirtió que el futuro será de un crudo racismo, el retorno de lo reprimido y no purgado en otros ciclos históricos.
El racista odia las libertades que disfruta el Otro, ya que imagina sus Goces como obscenos, indecentes y prohibidos de los cuales el adolece.
La segregación de lo diferente violentando al Distinto, los fantasmas que surgen, las minorías como amenazas al Orden Establecido, son articulados por el lenguaje reaccionario,conservador y provienen del temor al Otro desconocido, sospechado de incubar modos intolerables de gozar.
El Poder Gobernante asustado por sus propios fantasmas aterradores entonces embiste al Otro buscando disiparlos pero expone claramente así sus incongruencias, su estructura psicótica detrás del lenguaje y el discurso excluyente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *