(El Palomar, 4/02) Luego de que Quinto Poder Conurbano diera a conocer que seguía funcionando impunemente la pensión de la calle Paraíso 654 donde el 8 de diciembre asesinaron a Ailén Decuzzi (ver: “Sigue funcionando Impunemente la Pensión donde Asesinaron a Ailén Decuzzi”), el Municipio de Morón dispuso por primera vez una inspección al lugar y resolvió su clausura preventiva.

Tras el terrible femicidio la denominada Casa del Terror siguió trabajando como si nada hubiera ocurrido. Recién hoy, a partir de la noticia dada a conocer por nuestro medio, la gestión de Ramiro Tagliaferro se vio obligada a inspeccionar el lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *