(Morón, 8/02) Los protagonistas de las marchas son personas que sufren y ninguno de los que tienen la responsabilidad de gobernar las escucha. No son «planeros» ni «choriplaneros» como les gusta llamarlos a los que gobiernan bajo el paraguas del discurso único. 
Los Pacientes del Hospital Posadas acompañaron en esta movilización
a los autoconvocados del Hospital Municipal.
La Marcha en el Hospital Municipal.

Por ejemplo, en la puerta del Hospital Municipal Ostaciana B. de Lavignolle Juan Pablo Cejas, empleado del mismo nosocomio, contaba cómo el 6 de diciembre, en medio del parto, a su bebé “se lo asfixiaron y en la sala de parto no había médicos, solo dos residentes y una enfermera”. Su hijo sobrevivió tras 45 días días de internación en el Hospital Garraham pero él y su esposa, de 24 años, siguen reclamando una explicación. también estaba Karina Pérez que en abril del año pasado denunció su situación en la justicia penal del Departamento Judicial de Morón, donde asegura haber sufrido “una inusual violencia obstétrica”. Y otros pacientes, como algunos portadores de VIH a los que, en el último bimestre del año pasado, les entregaron “la medicación vencida”. Otros manifestantes aseguran que sus familiares fallecieron por falta de insumos, situación que este año se verá más agravada por el recorte presupuestario decidido por el intendente Ramiro Tagliaferro. 
La Plaza del Hartazgo.

Mientras eso ocurría en el hospital, en las puertas del Palacio Municipal se congregaban algunas de las 140 familias del barrio aeronáutico que temen ser desalojados por la Fuerza Aérea. Desde el gobierno municipal también decidieron darles la espalda y en cambio fueron recibidos por concejales de Unidad Ciudadana, el Frente Renovador y el GEN y también los acompañó el ex intendente Lucas Ghi. Esta noche, a partir de las 20, en la plaza de Morón, se volverán a congregar por sexto viernes consecutivo quiénes no pueden soportar los tarifazos de la luz, el agua, los combustibles, el Municipal y el transporte. 
Parecen ser reacciones aisladas pero en el sofocante calor de esta ciudad, algo huele a hartazgo, mientras el intendente se tomó casi todo el mes de enero (más días que los autorizados por el Concejo deliberante) para viajar por el sur argentino, el norte brasileño y las más exclusivas playas de Marbella, en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *