(Córdoba / El Palomar) Un fallo de la Cámara Federal de la provincia de Córdoba podría servir de antecedente para el caso de las 140 familias que pretenden desalojar en el Barrio Aeronáutico de El Palomar. En la provincia mediterránea, al igual que en partido de Morón, la Fuerza Aérea Argentina avanzó con el intento de desalojar a los moradores que llevan décadas ocupando las propiedades. El argumento esgrimido por la Justicia Federal es que la Fuerza Aérea no puede demostrar la propiedad de esos inmuebles porque no existe escritura a su nombre. Y, por lo tanto, dejó sin efecto todos los intentos por recuperar las casas. Tanto en Córdoba como en El Palomar los moradores pagan un alquiler y expensas que mes a mes cobra la Fuerza Aérea y a cambio les da un certificado trucho, un papel membretado, y ninguna factura. Justo unos días antes, la diputada nacional de Unidad Ciudadana y vecina de Morón, Mónica Macha, reunida con los vecinos del lugar instruyó a sus asesores letrados para que trabajen sobre la titularidad de esas tierras que ocupan, en total, 350 viviendas.
De Barrio Obrero a Barrio Aeronáutico.

El denominado Barrio Aeronáutico de El Palomar, ubicado sobre la calle Carrocella y lindante con el ahora aeropuerto comercial, fue inaugurado por el General Juan Domingo Perón en el año 1950 bajo el nombre de “Barrio Obrero”, para que sea habitado por los trabajadores de las fuerzas armadas. En el año 1955, la denominada Revolución Libertadora le borró el nombre impuesto por Perón y pasó a llamarlo Barrio Aeronáutico. A partir de la dictadura cívico-militar de 1976 las casas fueron ocupadas por oficiales y altos mandos de la Fuerza Aérea, organismo castrense encargado de la represión ilegal en toda la zona oeste. Su principal base de operaciones fue la Regional de Inteligencia de Buenos Aires (RIBA) de Morón y el más grande centro clandestino se ubicó en la Mansión Seré de Castelar, además de la base aérea (hoy devenida en aeropuerto) y las comisarías de la policía bonaerense. 
Una vez entrada la democracia, las casas también se ocuparon de personal civil como docentes, maestros y personal de maestranza. Y allí permanecen también oficiales y suboficiales en actividad y algunos ex combatientes de Malvinas. 
Tagliaferro: Alas Argentinas y Trabajadores De La Protesta.
En su discurso de apertura de Sesiones, el intendente Ramiro Tagliaferro se volvió a referir a Morón como “Cuna de las Alas Argentinas”, tal como lo denominaba la dictadura de 1976. En su discurso, sin embargo, no hizo referencia a los desalojos en El Palomar ni al incendio de la ex RIBA que él debía custodiar y dejó abandonada. Pero en conferencia de prensa dijo que “los vecinos fueron atendidos por el Subsecretario de Gobierno” y que “solo pueden ser desalojadas ocho familias”. Además, acusó a los vecinos de “trabajar de manifestantes públicos”
Es un mal momento político el que está atravesando el ex esposo de la gobernadora María Eugenia Vidal, que de todos modos demostró su vocación de enfrentarse a numerosos colectivos sociales, como los vecinos del barrio aeronáutico de El Palomar, los traxistas, los que sufren violencia obstétrica en el hospital municipal y todo aquel que se anime a alzar la voz para denunciar a su gobierno. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *