(De Nuestra Redacción) En un hecho sin precedentes en la historia democrática reciente en el municipio de Morón, el intendente Ramiro Tagliaferro salió a promocionar su imagen utilizando cartelería oficial del municipio. El hecho no pasó desapercibido ante los ojos de vecinos y ediles opositores que visibilizaron la irregularidad a través de sus redes sociales destacando el mal gusto y la discrecionalidad con la que se maneja la gestión de Tagliaferro en cuestión de publicidad oficial.

La Maniobra distractiva del Concejal Catena.

En ese sentido, pero remarcando el flagrante incumplimiento a la normativa vigente desde Quinto Poder Conurbano publicamos un breve artículo (ver: “Tagliaferro usa Dineros Públicos para su Campaña Política”). Lejos de asumir el «error», como es costumbre en el oficialismo moronense se guardó silencio de radio, a excepción del (como también es costumbre) concejal Emiliano Catena, uno de los integrantes del núcleo duro Tagliaferrista, cultor de una retórica explosiva y chicanera que la utiliza con precisión cada vez que intenta desviar el foco de la cuestión que se está planteando, no sólo en el recinto deliberativo, si no también en su cuenta de Twitter, púlpito preferido por el referente del grupo de profesionales «Pro» Conexión, para sentar posición y denostar sin mayores fundamentos a sus rivales políticos.

Una Respuesta para la Tribuna.

En efecto, tres horas después de publicado el artículo en el que se daba cuenta la irregularidad en la que el intendente moronense incurre al publicitar sus supuestas obras de gobierno junto a su imagen en cartelería con la iconografía oficial del municipio; Catena twitteó: “Parece que @QuintoPoderConu y @edhercar no saben que el presupuesto aprobado contempla la difusión de gestión. Yo entiendo que @LucasGhi y @Sabbatella NUNCA tuvieron una obra para mostrar, pero eso no torna ilegal que @rctagliaferro muestre las muchas de su gobierno.”.

Claró está el intento del edil macrista, de circunscribir el artículo de denuncia que se publicara en nuestro medio a una cuestión netamente partidaria o sesgada por una posición ideológica. Sin embargo,  el concejal pretende ignorar supinamente que en efecto lo que el intendente moronense hace es ilegal, no sólo porque está prohibido por la ley de Ética Pública Nacional (25.188) promulgada el 26 de octubre de 1999, si no también por la ordenanza de Regulación de Publicidad Oficial del Municipio de Morón (13.994), que rige en la materia desde fines del año 2011 y que – si bien desde que asumió el macrismo el manejo de los destinos institucionales de los moronenses nunca la cumplió – no ha sido derogada.

La Prohibición de Usar Imágenes o Símbolos Partidarios.

Efectivamente, la normativa vigente a nivel comunal dice explícitamente en su artículo, incisos d, e y f, siguiendo el espíritu de la ley nacional de ética pública que “no se podrá promover o contratar publicidad oficial que: Genere confusión con los símbolos o imágenes empleadas por cualquier partido político u organizacón social/ Contenga orientación partidaria a través de contenido proselitista/ Exhiba imágenes, voces, firmas, nombres o cualquier mensaje publicitario en el que aparezcan, sean nombrados o referidos, directa o indirectamente, funcionarios del gobierno o candidatos (o precandidatos) electorales, Utilice tipografía, símbolos, logos o estilo que induzcan a confusión con partidos políticos o agrupaciones políticas o permitan la identificación con la imagen comunicacional de los mismos.”

Claramente encuadran dentro de esas restricciones, no sólo la costosa cartelería ubicada estratégicamente en las principales arterias del distrito y que hemos documentado fotográficamente, si no también, por ejemplo, los sugestivos carteles que se colocaron en el polideportivo Gorki Grana y que usan los eslóganes de campaña y palabras fuerza de la alianza Cambiemos. Y que dicen: “CUIDEMOS JUNTOS LO QUE CAMBIAMOS ENTRE TODOS”. Esta «picardía» institucional en particular no pasó desapercibida para el concejal opositor Hernán Sabbatella, que lo denunció en su cuenta de Facebook:

Vergonzoso: Tagliaferro empezó la campaña política de Cambiemos con la plata de los vecinos y vecinas. Está convirtiendo…

Posted by Hernán Sabbatella on Tuesday, May 21, 2019

Premiar o castigar Discrecionalmente.

Sin embargo, estas irregularidades que ocurren en vísperas de elecciones; no son una cuestión aislada, o un «desliz» en el que incurre fortuitamente el macrismo moronense. Ya desde comienzos de su gestión, Ramiro Tagliaferro incumplió la ordenanza 13.994 desconociendo a los medios populares de la localidad y excluyéndolos a los críticos de la cuota de pauta publicitaria equitativa a la que el gobierno comunal está obligado por dicha normativa en sus artículos 18 y 24. A cambio premia con discrecionales asignaciones pecuniarias a medios de comunicación propagandistas de su gestión o a los que sin serlo abiertamente son funcionales a sus intereses.

La Falta de un Plan Anual de Publicidad Oficial.

Por otra parte, si bien es cierto que el presupuesto aprobado para el año en curso en lo relativo a publicidad oficial es de  $ 41.422.577,47; también es cierto que el gobierno comunal no transparenta la utilización de dichos fondos. Cuestión que, de existir voluntad política, se haría fácilmente cumpliendo con el artículo 14 de la ordenanza en cuestión que prevé la elaboración de “un Plan Anual de Publicidad Oficial, que será presentado a la Secretaría de Transparencia de Institucional y Control de Gestión o al organismo que en el futuro lo reemplace, al Concejo Deliberante de Morón y a la Defensoría del Pueblo de Morón”.

* En fin, no se trata de mostrar o no mostrar las obras de tal o cual gobierno; si no de cumplir o no cumplir la ley; que pareciera que el totalitarismo macrista se empecina una y otra vez en evadir. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *