El pool empresario Grupo L, denunciado por sobreprecios en las compras alimentarias del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, tiene una estrecha vinculación con la ex gobernadora María Eugenia Vidal, fue aportante de todas sus campañas y, durante su gestión, recibió millonarios negocios del Estado evadiendo licitaciones y mecanismos de control. Así lo hizo en Morón, por ejemplo, cuando en 2017 municipalizó el Sistema Alimentario Escolar (SAE) y puso a su ex cuñado, Leandro Tagliaferro, a controlar a las empresas. Pero para llevar a cabo la millonaria contratación dividió a las escuelas de Morón en distintas zonas, le dio a cada una de las empresas una región para abastecer, hizo una contratación directa hasta el monto que le permitía la Ley para evitar la licitación pública y los mecanismos de control. Un escándalo que terminó en un pedido de interpelación al intendente Ramiro Tagliaferro exigido por los concejales del Frente para la Victoria.

Ugartemendía, Yogurt y Plata Negra.

Uno de los principales voceros del intendente Ramiro Tagliaferro en el Concejo Deliberante en los dos últimos años de esa gestión fue el  ex rugbier Leandro Ugartemendía. Sobre él y otros allegados al ex intendente pesa una investigación judicial por el cobro de sobresueldos, proveniente de plata negra recaudada por el gobierno a partir de dádivas recibidas de empresas proveedoras del estado local. El concejal Ugartemendía defendió en cada oportunidad al Grupo L, incluso diciendo que gracias a esa empresa los chicos de escuelas de Morón habían conocido el yogurt (ver video). Hoy, Ugartemendía sigue recibiendo órdenes de Ramiro Tagliaferro e integra su diezmado bloque de concejales Macristas, algunos de los cuales serán citados a rendir cuentas ante la justicia.

Los Oscuros Negocios del Grupo L.

El 24 de febrero de 2017 se adjudicaron 8 licitaciones privadas para la provisión de alimentos: 6 correspondientes al SAE y dos para los jardines municipales. Todas al pool empresario Grupo L, partiendo las compras para evitar la licitación pública y los mecanismos de control. A Bagalá S.A le adjudicaron 3 compras por un total de $ 3.099.000, a razón de $ 1.033.000 cada compra. Exactamente el mismo monto le adjudicaron a la empresa Equis Quince S.A por otras tres compras. Una adjudicación fue a manos de Compañía Integral de Alimentos (Blue Cátering) y otra se la dieron a Teylem S.A. A ambas por el idéntico monto de $ 1.033.000.

Es decir que por el mismo servicio e idéntico monto, una empresa gana la contienda privada de compras en 3 zonas, una segunda gana en otras 3 zonas y las otras 2 en las restantes. Los montos no son antojadizos ya que, por resolución 94/2016 de la Contaduría General de la Provincia de Buenos Aires, a partir de $ 1.730.000, los municipios bonaerenses están obligados a realizar Licitación Pública. Por eso dividieron la compra de modo tal que por cada zona, y por ende por cada pliego, el monto sea de $ 1.030.000. Lo bochornoso de este accionar es que las contiendas de precios y adjudicaciones se hicieron todas el mismo día y se adjudicaron casi correlativamente mediante las Resoluciones número 142, 143, 144, 145, 146, 147, 148 y 151, del Departamento Ejecutivo.

Esto decía Ugartemendía el 13 de septiembre de 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *