Las rupturas dentro del bloque deliberativo vecinal de Juntos por el Cambio continúan. Aunque en esta oportunidad no se trata de la exclusión o alejamiento de algún edil del bloque que (por lo menos hasta la sesión de rendición de cuentas) respondía incondicionalmente a Ramiro Tagliaferro; si no la revocación de la presidencia de la segunda minoría del ayuntamiento moronense a Natalín Faravelli.

Es que, si bien el desplante que hizo Faravelli, desconociendo el acuerdo al que se había llegado en la reunión entre los presidentes de los distintos bloques legislativos, fue parte de la espuria estrategia que viene llevando a cabo Ramiro Tagliaferro para “embarrar la cancha” en medio de una pandemia sin precedentes; sus compañeros de bancada decidieron quitarle la presidencia, luego de que se descubriera su mentira (ver: “La Vil Maniobra…) al trascender el vídeo de la reunión en cuestión y caerse la excusa por la cual decidieron no asistir a la sesión extraordinaria del 29 de mayo en el Teatro Municipal.

Es que desde las filas cambiemitas aseguraron desconocer el ardid de Faravelli y Tagliaferro; por lo que finalmente decidieron darles la espalda a sendos referentes macristas y posicionar en su lugar al leguleyo Juan Franco Nardo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *