Como establece la Ley 1304, de Postergación de Elecciones Generales 2020, el órgano electoral tenía plazo hasta el jueves para la publicación del documento que regirá para los 45 días restantes del proceso electoral antes de la votación y los posteriores a él.

La fecha de elecciones fue ratificada tal como prevé la ley promulgada apenas el domingo por la presidenta Jeanine Áñez y propuesta el 2 de junio por el TSE, previo consenso con las fuerzas políticas y el respaldo de las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Iglesia Católica.

Balotaje.

Si el domingo 6 de septiembre no se define la elección del nuevo gobierno, se establece la segunda vuelta para el 18 de octubre.

La ley prevé esta nueva votación en caso de que las fuerzas políticas no obtengan una votación del 40% y distante en 10 puntos porcentuales de la segunda organización con mayor respaldo electoral.

La posesión de las autoridades electas ocurrirá entre el lunes 16 y lunes 30 de noviembre.

Candidaturas y Campaña.

En otras actividades del proceso electoral entre el 21 y 23 de julio podrán sustituirse candidaturas por renuncia ante el TSE.
La difusión de propaganda electoral en actos de campaña, entre el 23 de julio y el 3 de septiembre. Y la difusión de la propaganda electoral en medios de comunicación está prevista entre el 7 de agosto y 3 de septiembre.

El sorteo público para la selección de jurados de las mesas de sufragio por los tribunales electorales departamentales y por el TSE para las mesas de sufragio en el exterior será el 7 de agosto.

Proceso.

La convocatoria a elecciones trastabilló dos veces por la indecisión del gobierno de Áñez, con el argumento de la emergencia sanitaria por la expansión del nuevo coronavirus.

En la primera oportunidad, ante la negativa de promulgar la ley de la mandataria, la titular en ejercicio de la Asamblea Legislativa, la senadora Eva Copa, del Movimiento Al Socialismo (MAS), tuvo que firmar la Ley 1297, que fijaba comicios hasta el domingo 2 de agosto.

Por segunda vez, con el mismo pretexto, Áñez le dio vueltas a la promulgación de la ley que modificó la anterior, hasta que luego de una reunión con el presidente del TSE, Salvador Romero, tuvo que firmarla el domingo.

Las elecciones inicialmente previstas para el 3 de mayo fueron suspendidas y luego anuladas debido a la emergencia sanitaria.

Ante las observaciones insistentes de Añez y su alianza Juntos sobre la fecha de la votación en plena crisis sanitaria, el TSE anunció el jueves la cooperación internacional para garantizar las medidas de bioseguridad durante todas las etapas del proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *