Hoy se cumple 43 años del secuestro de mi novia Inés Ollero. Justo hoy me dan el alta en el hospital. Yo sé que ella me protege y cuida donde brilla su estrella.

Te queremos Inés.
¡Te sigo queriendo!

Esperé durante años esas palabras mágicas.
Las adiviné.
Las sentía en mi cuerpo.
Las espere con angustia.
Pensé que nunca llegarían.

Que moriría en mi,
este secreto.

Quizás cuando se acerca la nada
El infinito atroz de la muerte.
Las palabras de que fui amado, consuelan tanto amor incomprendido.
Tanto dolor acumulado por este tiempo,
que avanza inexorablemente hacía el silencio eterno.

Ahora puedo decir que me amaste y yo te amé.
Que no fue en vano la espera.

Lois Pérez Leira
Poema para Inés Ollero.
Octubre del 2019
En el colectivo 34.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *