De acuerdo a fuentes del municipio, se procedió a la clausura del local por violar las reglamentaciones de protección y distanciamiento social, establecidas por los protocolos contra el Covid-19.

La intervención de los agentes de Inspección General se llevó a cabo durante las primeras horas del domingo, luego de recibir una denuncia telefónica que alertaba sobre un evento con concentración de personas y música alta.

Al constatarse que se trataba de una fiesta abierta al público, con exceso de asistentes y sin las medidas sanitarias correspondientes, los inspectores municipales solicitaron el apoyo de Seguridad Ciudadana, para llevar adelante el desalojo del lugar.

Más de 10 móviles de la policía local y bonaerense participaron del operativo de desalojo de los asistentes, sin necesidad de efectuarse ninguna detención.

Luego de ser despejado el lugar, se labró el acta de infracción y clausura preventiva del local gastronómico, y se dio intervención al Juzgado de Falta Municipal de turno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *