El hecho ocurrió el pasado lunes por la tarde en Madeyro, entre Alvear y Laprida, de Ituzaingó, en el oeste del conurbano bonaerense, donde Facundo David Hambra (22) se hallaba entregando un pedido ya que trabajaba como delivery.

En ese lugar, el joven fue sorprendido por dos hombres que, sin mediar palabra, lo atacaron a balazos. Producto del ataque, el repartidor recibió un disparo en la cabeza por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital Haedo, donde fue intervenido y permanece internado en grave estado con pronóstico reservado.

El hecho fue caratulado como “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de fuego de uso civil”.

Los investigadores creen que el móvil del hecho fue una venganza por un escrache realizado por Hambra días atrás frente a la casa de unos jóvenes a los que acusaba de haberle robado su moto hace cuatro días.

Fuentes policiales y judiciales señalaron que el joven, junto a varios compañeros, se concentraron el viernes de la semana pasada frente a una vivienda de la zona de Castelar Sur, al oeste del conurbano bonaerense, donde el rastreo satelital indicaba que se encontraba el rodado.

Voceros judiciales indicaron que los autores de los disparos ya fueron identificados e intentan vincular el ataque de ayer con el robo que sufrió el repartidor días atrás.

La causa quedó a cargo del fiscal Patricio Ventricelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Ituzaingó, quien caratuló al hecho como “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de fuego de uso civil”.

Por otra parte, varios repartidores que trabajan con aplicaciones realizaron una protesta ayer por la noche en la zona céntrica de Castelar y la repetirán este martes al mediodía con un corte en la Autopista del Oeste a la altura del puente de Santa Rosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *