María Elva Pinckert se autoexilió, como Yerko Núñez, Fernando López, Arturo Murillo y otros exfuncionarios de Jeanine Áñez, y declaró ser una perseguida del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido que ganó las elecciones en las urnas en 2020, a diferencia del gobierno del que participó, que llegó al poder de la mano de las Fuerzas Armadas y de la Policía, el derrocar al expresidente Evo Morales.

Una nueva exfuncionaria se considera “perseguida” por el nuevo Gobierno democrático, encabezado por el presidente Luis Arce. Se trata de María Elva Pinckert, exministra de Aguas de Bolivia durante el Gobierno de facto de Jeanine Áñez, que asumió en su cargo luego del golpe de Estado perpetrado en noviembre de 2019.

Pinckert se declaró “en la clandestinidad”, y dijo ser una perseguida del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido que ganó las urnas en 2020, con Luis Arce como presidente. De esta manera, la exfuncionaria se suma a Yerko Núñez, Fernando López y Arturo Murillo, otros exministros de la dictadura encabezada por Añez que huyeron de Bolivia.

Al igual que Yerko Núñez, Pinckert tampoco fue encontrada luego de que se emitiera una orden de aprehensión en su contra y desde su autoexilio se declaró “perseguida política del MAS en Bolivia” y afirmó que ya pidió asilo, aunque no indicó en qué país.

“Hace menos de dos meses tuve la desgracia de perder al compañero de mi vida durante 40 años, mi esposo, la otra mitad de mí, Tito Paz, quien falleció a causa del Covid”.

La exautoridad del gobierno de facto además precisó que está a “buen recaudo” y que volverá cuando la justicia “sea independiente”, detalló en su edición online El Deber, el diario cruceño de mayor tirada y llegada de Bolivia (y que más fogoneó el golpe contra Evo Morales). También explicó que eligió huir luego de ver que la expresidenta de facto, Jeanine Áñez cayera presa.

Cabe recordar que Áñez está acusada de promover y participar del golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales en 2019, quien, bajo amenazas de muerte por las Fuerzas Armadas, la Policía y sectores de la derecha del país, fue forzado a renunciar a su cargo y en medio de una fuerte persecución fue recibido en calidad de refugiado político por México, primero, y luego por la Argentina.

En una carta pública reproducida por El Deber, Pinckert explicó que la vida la a tratado “duramente”. “Hace menos de dos meses tuve la desgracia de perder al compañero de mi vida durante 40 años, mi esposo, la otra mitad de mí, Tito Paz, quien falleció a causa del Covid”, narró.

“Fui afectada por el Covid y el dengue que ocasionaron mi internación en un centro médico, agravando mi estado de salud por la depresión en la que me encontraba”.

“Esta situación me ha provocado una gran depresión como le ocurriría a cualquier mujer que ha perdido al amor de su vida. Además de eso, fui afectada por el Covid y el dengue que ocasionaron mi internación en un centro médico, agravando mi estado de salud por la depresión en la que me encontraba”, añadió.

La exministra esta procesada por un supuesto nombramiento irregular de un representante ante la empresa de agua de Sucre, en 2020, y la Fiscalía abrió otro proceso por la supuesta asignación de viáticos para viajes no oficiales. Al respecto, contó que ya se había enterado de que el Gobierno de Arce encaminaba dos procesos penales en su contra, aunque ella aseguró que no cometió ningún delito.

En ese contexto, Pinckert dijo que ahora está en un lugar donde, paradójicamente, se “respetan” sus “derechos constitucionales” y no se pone en riesgo su “salud” y su “integridad física o psicológica”. Mientras tanto, los investigadores siguen la pista Brasil, país que suponen recibió y le dio asilo a la exfuncionaria prófuga de la justicia.

Finalmente, vale mencionar que Pinckert le expresó su “profunda solidaridad” a la expresidenta de facto, Jeanine Añez, quien ahora permanece detenida, como dos de sus exministros, Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, quienes están encarcelados en el marco de la causa llamada “golpe”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *