Fecha: 8 abril, 2021

Por Alejo Brignole

La Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, entidad que agrupa a pensadores, artistas y mujeres y hombres de la cultura, hizo saber su repudio a la visita del Almirante Craig Faller, Jefe del Comando Sur estadounidense, que desde ayer, miécoles 7 de abril, realiza una visita a Buenos Aires y Ushuaia , como parte de un desembarco previo de efectivos, en el marco de los acuerdos firmados por Mauricio Macri y el Gobierno de Cambiemos. La REDH, que está presente en todos los continentes y en decenas de países, señaló en un comunicado que “La visita oficial que hoy inicia en nuestro país el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur del ejército de los EEUU, es motivo de un total y categórico rechazo por parte del capítulo Argentina de la Red”

Y añade. “El carácter neocolonial de esta visita maquillada de “humanitaria” y complementada con dádivas de suministros para la pandemia de COVID-19 no puede ocultar su naturaleza orgánica injerencista” y aclara que “La propia existencia del Comando Sur, equivale a un despliegue de fuerzas de ocupación y vigilancia en la totalidad de nuestro hemisferio y constituye en sí misma una actitud de innegable carácter colonial, por fuera de toda legalidad internacional y peligrosa para la autonomía de nuestras naciones y el feliz desarrollo de nuestras sociedades.”

La Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, que aglutina a importantes analistas y politólogos como Atilio Boron, la ex diputada y Embajadora argentina en Cuba, Juliana Marino, al jurista Beinusz Smukler y a investigadoras de enorme prestigio como Telma Luzzani o Stella Calloni, escritoras como Ana María Ramb o María Seoane, ha manifestado también que “Esta visita del almirante Faller debe verse como una rémora nefasta de la política exterior de Mauricio Macri, quien traicionó a la patria y a principios constitucionales al firmar el desmalvinizador Acuerdo Foradori-Duncan, al abandonar la defensa nuestro territorio insular y marítimo y avanzar en los proyectos de instalación en nuestro territorio de bases pseudo científicas funcionales a la presencia de la OTAN en la región para control del Atlántico Sur, con los ojos puestos en la Antártida”. Y culmina el documento: “Su presencia no es grata al pueblo argentino, que rechaza enfáticamente las políticas criminales sobre los pueblos y abraza los principios de la autodeterminación, la no injerencia y la solidaridad como único camino de garantizar paz y desarrollo con justicia social.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *