Las masivas protestas contra el presidente Iván Duque y sus políticas recesivas en el marco de un verdadero narco-estado, encendieron la mecha de una revuelta “a la chilena”, imparable y trasversal a toda la sociedad.

Ni el retiro de la reforma tributaria, ni la renuncia del odiado ministro de Hacienda, ni la brutal represión que se cobró la vida de decenas de manifestantes ha frenado la rebelión obrera y popular que vive Colombia.

Tras el anuncio del retiro de la reforma tributaria el domingo, las movilizaciones y bloqueos continuaron en las principales ciudades enfrentando la represión conjunta de la Policía y el Ejército, siendo Cali una de las ciudades donde los manifestantes más resistieron los embates de las fuerzas represivas, en combates callejeros día y noche.

Esta resistencia y la determinación de asambleas locales y comités de paro departamentales, obligó a las centrales sindicales que se nuclean en el Comité de Paro Nacional a hacer un llamado este lunes para mantener las movilizaciones y convocar a una jornada nacional de lucha para el miércoles 5.

Están reprimiendo la manifestación que se encontraba de forma pacífica en Cali – Palmira. Disparando con arma traumática y fusil, hay desaparecidos, heridos, y lo más probable es que hayan muertos. Ya sabemos quién dió la orden.

Fuente. Resumen Latinoamericano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *