Por Hernán Cardo

El capítulo Argentina de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, lanzó una contundente comunicado que convocó las adhesiones de cientos de intelectuales, académicos y artistas en todo el mundo, en cerrado repudio a las declaraciones manifestadas por la Latin American Studies Asocciation (LASA) de Estados Unidos, en donde expresó “su preocupación” por las condiciones de los académicos cubanos, supuestamente perseguidos o bajo presión por parte del gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel.

Las declaraciones de la asociación estadounidense fueron duramente objetadas, debido a que esa misma Asociación norteamericana ha mantenido a lo largo de las décadas un fluido intercambio con académicos de Cuba, sin que jamás la isla prohibiera ni condicionara  esas prácticas. La libertad de movimientos fue siempre irrestricta y libre bajo el mandato de Fidel Castro o cualquiera de los jefes de Estado posteriores, entre ellos el actual Presidente Díaz-Canel.

El comunicado de la Red de Intelectuales, hecho público este viernes 4 de junio, expresó que:   Días atrás LASA (Latin American Studies Association) ha emitido una declaración manifestando su preocupación por el “trato que reciben académicos y académicas, intelectuales y artistas en Cuba y que ha mantenido relaciones académicas duraderas con investigadoras e investigadores cubanos, a pesar del bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos.”

El economista y teólogo alemán, Franz Hinkelammert, uno de los firmantes de la Declaración convocada por la REDh Argentina.

Analizando el marco estratégico al que se ve sometida la isla cubana mediante un bloqueo ilegal por parte de Estados Unidos, los intelectuales argentinos hicieron públicas sus sospechas sobre las afirmaciones infundadas de LASA, señalando que: “La contradicción que expresa su comunicado es evidente: en sospechosa coincidencia con la campaña impulsada desde Miami por el incidente de la publicitada “Operación San Isidro”, LASA se preocupa –ahora, cuando nadie ni nada lo hacía esperar– por un presunto destrato que estarían sufriendo los “académicos, intelectuales y artistas” en Cuba. Por supuesto que no aporta ni una sola prueba pero, dicho esto, reconoce que durante décadas pudo llevar a cabo diversas actividades con las y los colegas de Cuba sin la menor interferencia de las autoridades de la Isla. En efecto, jamás hubo veto alguno a los eventos organizados por LASA dentro de Cuba y tampoco se coartó la libertad de los académicos o las académicas cubanas invitadas a concurrir a eventos de esa organización en Estados Unidos, cosa que sí hace Washington con intelectuales y pensadores críticos de Latinoamérica y el Caribe invitados a participar en eventos académicos que tienen lugar en ese país. LASA nunca tuvo que negociar con el gobierno cubano quiénes participarían en sus actividades, pese a la abierta e incesante hostilidad del gobierno de Estados Unidos en contra del país caribeño.”

El comunicado del capítulo Argentina de la REDH fue firmado por reconocidos académicos y académicas no sólo nacionales, sino de todos los continentes. Nombres de enorme calibre en los claustros de estudio, como el sociólogo argentino Atilio Boron o el filósofo Néstor Kohan, o el alemán Franz Hinkelammert, Investigador del Departamento Ecuménico de Investigaciones-DEI de Costa Rica. Entre quienes suscribieron la Declaración de la REDh Argentina estuvieron también, el editor Michael D. Yates, Director Editorial de la revista marxista Monthly Review Press de Nueva York, el actor argentino Norman Briski y el sociólogo portorriqueño de la University of California-Berkeley, Ramón Grosfoguel. También la investigadora Josefina Morales de la UNAM de México, y el senegalés Thierno Diop, del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO),entre muchos otros.

El capítulo Argentina de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad está coordinado por la escritora, socióloga y Dra. en Historia Paula Klachko, quien ha publicado diversas obras sobre problemáticas latinoamericanas y estudios sociales.

La coordinadora del capítulo Argentina de la Red en Defensa de la Humanidad, la Dra. Paula Klachko.

                El comunicado, que puede leerse completo en el portal de la REDH Argentina señala en sus último tramos: “nos permitimos recordar que la jurisprudencia internacional establece que el bloqueo impuesto sobre Cuba por Estados Unidos constituye una flagrante violación de los derechos humanos, lo que apenas si ha originado un tibio reproche por parte de LASA. También sorprende que en un momento en que arrecia la brutal represión en contra del hermano pueblo de Colombia y -cuyas fuerzas de seguridad asesinan, violan, torturan, desaparecen y encarcelan a centenares, o inclusive millares de personas- los latinoamericanistas estadounidenses hagan manifiesta su preocupación, en muy duros términos, por la situación de esos derechos en Cuba, pero de modo muy atenuado –casi con sordina– en una tibia declaración acerca de las masacres que hace tiempo viene perpetrando el gobierno de Iván Duque en Colombia, especialmente en las últimas semanas.”

                Y concluye: “es evidente que esta declaración pública de LASA acerca de Cuba no es inocente sino que está coordinada con la reciente ofensiva lanzada por los sectores más radicalizados de la derecha estadounidense y la mafia anticastrista de Miami en contra de la Revolución Cubana, desesperados porque ni el bloqueo ni la pandemia logran poner de rodillas a la patria de Martí y Fidel. La REDH Argentina expresa su estupor por este verdadero baldón para LASA, al prestarse a ese juego”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *